Aurora Bonnin Cercant na Maria per sa cuina

Carta 9

06.06.2011 · Posted in personal
VN:F [1.9.6_1107]
Rating: 5.0/5 (1 vote cast)

and the memory is cruel
it reminds there’s no one new
time is nothing but a lie
if she’s not coming home tonight.

Hola,

¿Qué tal por ahí? ¿Mucho calor? Por aquí muy bien. Ni frío ni calor, parece que se ha ido el mal tiempo. El 30 termino en el trabajo y aun no sé muy bien qué haré. Siete idiomas no sirven de mucho cuando la carrera te grita ¡Termíname, imbécil! Mi padre empezó estudiando náutica y acabó dando clases de inglés en un instituto. Siempre me dice que uno termina en los lugares menos esperados. Me metí en Derecho… mmm ¿Por qué me metí en Derecho? Porque supuestamente tiene más salidas que Ciencias Políticas y “luego haces el segundo ciclo y tienes las dos”. Pero en ningún caso abogacía. Mi padre siempre me ha dicho que “Derecho amuebla la cabeza”. Una vez Peces-Barba vino a dar una conferencia a mi Colegio Mayor y me preguntó qué estudiaba. “Amuebla la cabeza” me dijo. Estupendo. Pues tengo la cabeza a medio amueblar. Si hubo algo que siempre descarté cuando me matriculé fue acabar de abogada o cualquier cosa que se le pudiera parecer. Si hace cinco años alguien me hubiera dicho que estaría viviendo en Mallorca ahora, le hubiera tratado de loco. Y aquí estoy, 2011, en Mallorca, saliendo con un mallorquín y planteándome entrar de pasante en algún despacho. La vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida. Tengo la sensación de que me pasé toda la adolescencia sabiendo qué hacer con mi vida y ahora que es la hora de la verdad todas las certezas se han convertido en dudas… Ay, las decisiones… A veces es mejor dejar que todo fluya. ¿Son mejores los 23 por las decisiones que quedan por tomar o mejor pasados los 40 cuando ya están tomadas? El cuerpo no sigue el timing de la cabeza. La vida es un caso práctico y yo siempre he sido más de preguntas teóricas. Entonces ir de novios empieza a dejar de ser ir al cine de la mano y consiste en dejar de cometer los errores solo y pasar a cometerlos acompañado. Y hay que elegir si jugar a cuatro manos. Compromiso lo llaman. Los miedos de la experiencia o el miedo a equivocarse. ¿Cuáles son mejores? En cualquier caso, creo que el mejor momento de no tener muy claro qué hacer es la asimilación de ese estado, tomar conciencia de la incerteza y pasar de los planes quinquenales a la toma de decisiones cuando se presentan las disyuntivas, no antes. ¿Entiendes lo que quiero decir? El problema no es ni la carrera, ni el trabajo, ni la vida personal. El problema es que la vida va odiosamente en serio. Y me temo que el mayor problema de tener más de cuarenta es que va más en serio de lo que va a los 23. Creo que los estoy disfrutando, los 23 digo. Eso me gusta.

En fin, que todo va estupendamente y que me muero de ganas de que haga un poco más de calor para poder hacer el muerto en el agua.

Un abrazo,

Aurora.

Carta 9, 5.0 out of 5 based on 1 rating

Leave a Reply